Inteligencia colectiva para innovar

María Hidalgo: "Diseño aplicado a iniciativas de Emprendimiento Social"

Diseño Social

El concepto “Diseño Social” es un término vivo, en evolución. Nace en contraposición del concepto de diseño orientado a fines meramente comerciales. Pero no tienen porqué ser términos opuestos.

Tags: colaboracióncreatividadcrowdsourcingdiseño socialdiseño social en+inteligencia colectivamaria hidalgo  View Comments

No es el reparto injusto de los recursos nuestro mayor problema. La mayor escasez no es de recursos, de petróleo, agua potable ni comida, sino de liderazgo en innovación social y del valor necesario para su aplicación. Comprometidos con la realidad -científica, ética y personal-, la sociedad puede encontrar soluciones a la pobreza, cura y prevención de enfermedades, e inestabilidad emocional que nos afectan. Y sin embargo, el sistema establecido aborrece la realidad y la combate sin tregua por miedo a perder su hegemonía. Insistimos en gastar nuestros esfuerzos por exigir o suplicar, a aquellos que no desean cambiar el sistema, que lo hagan. La pregunta es ¿por qué no cambiarlo nosotros?.

Para algunos analistas, a “Diseño Social” le sucede lo mismo que al término “Paz”. Cuándo intentamos buscar la mejor definición para “Paz” nos suele venir a la mente la respuesta: “ausencia de guerra”. Pero la Paz merece ser descrita por sus atributos propios. De igual modo, “diseño social” debe ser un término que construyamos desde su propia realidad y no en contraposición al diseño orientado a fines comerciales.

Necesitamos explorar qué conceptos y métodos podemos aplicar a soluciones concretas, así como qué tipo de metodología debe sustentar el diseño social. Sin fórmulas cerradas.

Estamos interesados en:

  • ¿Cómo y por qué hacer diseño/comunicación social?.
  • ¿Qué diseñadores están haciendo y qué?
  • ¿Qué motiva a los creadores a unirse y compartir?
  • ¿Cómo se diseña el cambio social?

Definiendo el Diseño Social

El concepto “Diseño social” se utiliza indistintamente entre diferentes disciplinas, algunos lo utilizan como el diseño de un mundo mejor y más sostenible, y otros se refieren al proceso basado en una metodología de diseño participativa o social.

Nuestro trabajo intenta seguir ambas direcciones. Para EN+ diseño social es aquel que lleva integrado una solución como componente clave, no como un fin o un producto derivado. Diseño social debe ser usado por tanto, cuando su aplicación es la clave para hacer que las cosas sucedan.

Diseño social: como el diseño de plataformas y procesos que lleva a la gente participar y contribuir en la creación de una solución buena para el grupo que es mejor que la solución que hubieran aplicado con un interés individual.

Después de escribir Edugrafología, Victor Papenek pasó a la historia del diseño. Rápidamente comenzó a ser reverenciado por los seguidores de sus teorías y odiado por aquellos que consideraban sus reflexiones como un ataque al oficio de diseñador. Razones no les faltaban a sus detractores pues llegó a decir que la profesión del diseñador debía desaparecer.

Mi roboxEn su publicación “Muebles Nómadas” (1973) ya hacía un llamamiento hacia el mundo itinerante, nómada y reciclado. En un mundo en crisis que busca reescribir su historia, su concepto de diseño social, abierto y participativo resurge de las cenizas de un diseño esclavizado por la sociedad de consumo.

Actualmente, las ideas de Papenek son seguidas por muchos téoricos del diseño muy críticos con la sumisión de esta disciplina a los mercados. Entre ellos destaca John Thackara (que participó en el documental “Comprar, tirar, comprar“), el cuál considera visionaria la obra de Papenek. Su ideas se anticiparon a movimientos actuales como la ecología del diseño, el crowdfunding, el Peer-to-peer (P2P), transparencia de los procesos, el procomún, o el concepto wiki.

Pero quizás, de entre todas, rescatamos esta frase de Papanek:

“Todos los hombres, en su día a día, diseñan. Diseñamos nuestra agenda, nuestras rutas. Diseñamos nuestra comida y nuestro armario. Diseñamos cambios sociales y cambios políticos. Diseñamos nuestras relaciones de pareja. Diseñamos nuestra vida y participamos del diseño de la vida de todos aquellos que interactúan con nosotros”

El concepto de Papanek se basa en que diseñar es un atributo básico del ser humano. Para él,  la formación y el trabajo del diseñador deben ser desmitificados y rescatados de las garras de una elistista concepción de las formas y la comunicación.

Diseñar es, en esencia, crear soluciones.

Según este concepto, se debe revalorizar el diseño “vulgarizándolo” e introduciéndolo en el seno de la sociedad para devolverle su verdadera función social. Diseñar para crear una solución a una necesidad, no diseñar para crear una nueva necesidad.

Se suele relacionar con “sociedad de consumo” a la adquisición de bienes materiales sin valor significante, consumidores poco concienciados, y uso irresponsable de los recursos naturales. Actualmente consumir constituye el interés central de nuestra vida social y nuestros valores culturales.

Este consumo no siempre es de bienes materiales, sino que también valores intangibles que un producto o servicio nos ofrece. Es precisamente la irresponsabilidad de la producción industrial, y de los diseñadores, la que ha degenerado en que esta desvinculación entre los usuarios y los productos.

Se ha calculado que el 80% de los productos y materiales que pasan por las manos de un consumidor se convierten en basura a las seis semanas. Resulta desalentador pero el mundo no es así. Lo hacemos así. ¿Qué os parece si empezamos a diseñarlo de otra forma?

El diseño sostenible no debe entenderse como metodología para reducir el impacto de productos desechados. Los diseñadores de productos o servicios, deberíamos plantear el diseño sostenible como una responsabilidad social corporativa que no sólo preste atención al reciclado de productos o la producción biodegradable, sino que además debería trabajar el significado del uso de esos productos y la vinculación de las personas con sus bienes de consumo.

El objetivo del diseño social es crear soluciones positivas para el cambio social

Frente a “diseño sostenible”, muy relacionado con los productos ecológicos, otros términos como el “diseño social” o “social design” se han convertido en los últimos años en un término para referirse a prácticas creativas que inciden en la sociedad creando soluciones positivas de cambio social. Desgraciadamente, sus enfoques, aunque en esencia no son contrarios, suelen están distanciados de los enfoques comerciales, y muy relacionados con los diseños marginales, las asociaciones sin ánimo de lucro o la nueva oleada de emprendedores sociales.

El diseño social ha estado promovido por el “activismo en el diseño” aunque su historia que se remonta al origen mismo del diseño y ha resurgido como respuesta a ciertas situacuones de cambio geopolítico, a condiciones sociales, prácticas económicas y desafíos medioambientales.

El diseño social es plantear una idea constructiva que nos ayude a comunicar y significar un proyecto. Este debe ser coherente con la producción de objetos o servicios útiles a la sociedad y valerse de propuestas éticas y recursos materiales compatibles con el medioambiente y el contexto social.

El filósofo y periodista británico John Thackara nos ofreció en España la conferencia: The Age of Oops! Design is the Gift Economy.

John Thackara escribió en 2005: In the bubble: designing in a complex world, un libro muy provocador sobre la sustentabilidad. La descripción de estos escenarios es su respuesta a la siguiente interrogante: ¿Podremos conseguir niveles de sustentabilidad siguiendo las líneas de crecimiento que usan los políticos en sus discursos?

Todas las áreas que presentan estos procesos de alta densidad con altísimos costos energéticos y financieros crean sistemas muy frágiles. Thackara coloca el ejemplo de las ciudades como sistemas que producen ‘burbujas’, en muchos casos con mucho confort y alta calidad de vida, pero sistemas de equilibrio precario. En una ciudad, si algún pequeño componente del sistema falla, todo la estructura colapsa. La avería de un semáforo en alguna esquina de Manhattan pordría producir desastres, mientras que si un semáforo no funciona en una pequeña ciudad no ocurre nada.

“Las ciudades son los peores lugares para vivir”, John Thackara.

Change The WorldThackara propone ideas sencillas, no soluciones, frente a un futuro sostenible. La revisión de las prácticas sociales pre-modernas y anteriores a la revolución industrial, como premisa para acometer los problemas de la gente. La atención de las prácticas que están comenzando a ocurrir en todo el mundo, donde las personas se agrupan para resolver sus problemas inmediatos: la idea del trabajo colectivo, de la fuerza social.

Para esta revisión, dice Thackara, se tienen que generar definitivamente nuevas herramientas, nuevas destrezas, nuevas conexiones y nuevo conocimiento: “las soluciones ya no pueden ser más técnicas, sino sociales”.

“No ese camino, este camino. Podemos aprender hoy de la gente que vive con el 5% de los recursos que nosostros vivimos”

¿Cómo puedo realizar un proyecto sostenible?

El primer gran paso es tomar la decisión firme de realizar un proyecto sostenible. Pero los siguientes son igual de importantes.

Un proyecto de diseño sostenible comienza desde el primer momento. La sostenibilidad debe participar de todo el proceso de diseño, por lo que debe ser proyectado y planeado desde el principio. Muchos productos que son “biodegradables” han tenido un proceso de producción muy contaminante, o algunas empresas de productos “sostenibles” y “ecológicos” luego tienen un trato injusto con sus trabajadores o subcontratación (outsourcing).

¿Que puede hacer un comunicador o diseñador social?

Lo primero que debemos determinar es si el proyecto es viable. Para ello debes responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Es este el mejor método para comunicar el mensaje?
  • ¿Qué otras alternativas tengo?
  • ¿Alcanzará el objetivo planteado?
  • ¿Qué repercusión tendrá?
  • ¿Cómo podremos reducir el impacto social y medioambiental durante el proceso?

Todas estas cuestiones conviene debatirlas con todo el equipo que intervendrá en el proceso de diseño para crear sinergias que sumen ideas positivas al proyecto.

Conciencia social y medioambiental

Aplicando estos principios, los diseñadores iremos formando una conciencia social y medioambiental en el ejercicio de nuestra profesión:

1) Diseñar para la reutilización y la longevidad.

Recuerda: Rechazo absoluto a la obsolencia programada.

2) Diseñar cíclicamente, no de modo lineal.

Recuerda: Integra la creatividad en tu vida.

3) Elegir materiales reciclados y no tóxicos: Reducir al mínimo el material desechable. Reducir al mínimo el empleo de tintas

6) Elegir proveedores locales.

7) Contar con proveedores que empleen energía renovable y/o prácticas comerciales socialmente equitativas y respetuosas con el medio ambiente.

8) Educar al consumidor acerca del ciclo de vida a través del mensaje y el marketing.

9) Animar a otros a diseñar de una manera sostenible.

El momento es Ahora

Puede sonar utópico llevar un proyecto totalmente sostenible de principio a fin en los que intervienen tantos factores pero más utópico sería terminar de destrozar el planeta y luego empezar a plantearse cómo arreglarlo todo.

Es dificil salvar a una especie en peligro de extención, pero es imposible intentar salvarla una vez que se ha extinguido. Ya nunca volverá. ¿Qué más estamos dispuestos a perder?

Por poco que hagamos, con pequeños propósitos estaremos haciendo más de lo que hacíamos, o no hacíamos, e iremos generando no sólo una forma alternativa de trabajar, sino un modo de pensar, actuar y vivir más sostenible.

Sobre la autora:

Diseño Social EN+María Hidalgo es la Coordinadora General de Diseño Social EN+, una ONG sin ánimo de lucro que trabaja en el ámbito internacional para la difusión y mejora del desarrollo de la comunicación y diseño social. Podéis conocer a todo el equipo en su web.
 
El diseño social EN+ está basado en la creación de nuevas plataformas de comunicación que huyen de la simple protesta para buscar soluciones a través del diseño. Sus intervenciones buscan fomentar la comunicación positiva de  interacciones que implican creación de proyectos basados en la creatividad, empatía y sinergia.
 

 Puedes descargar el artículo en pdf aquí: "Diseño aplicado a iniciativas de Emprendimiento Social"

Este documento está en la microsite de Colaboración e Inteligencia Colectiva, donde puedes consultar más contenidos sobre el tema. También te recomendamos visitar el Boletín [Nº20] con una selección de los mejores artículos del mes escritos por el equipo de emotools.

Comentarios